No puedo combinar unos caracteres

dhcmrlchtdj

que la divina biblioteca no haya previsto
y que en alguna de sus lenguas secretas
no encierren un terrible sentido.

Nadie puede articular una sílaba
que no esté llena de ternuras y de temores;
que no sea en algunos de esos lenguajes
el nombre poderoso de algún dios.

Jorge Luis Borges
La biblioteca de Babel



Primera traducción


“Hedyi catre i iod beruj
wer sabna vue wiek lao
ep wipo iudj
wo poatre
I iod
wo poatre ennbeu imnssa
erqa
opsa zwaw
erqa
opsa sabna
zwaw mas gadey
oilko baal joa”

(fragmento)


“Dios hizo una casa para los hombres
tendió la mesa
sirvió el vino
y después, cansado,
se fue a jugar
al pecho inmenso
de la noche.

Pero sucedió que se distrajo
con un puñado de luz,
se le hizo tarde
y se olvidó de vestirse
con la carne y con los huesos de los mortales
(tal era su primera intención)

Y allá abajo quedó tendido
el festín para nadie

y desde entonces
los hombres babean frente
a los sagrados manjares
que no se atreven a tocar
y allá arriba Dios mira
y se lamenta
porque no tiene qué ponerse
para tan magna cena

y entonces nadie come ni deja comer
y entonces arriba y abajo
es el lloro y el crujir de dientes
y los cuatro jinetes aturden la tierra
y Dios llora
y los hombres blasfeman
maldiciendo a esa divinidad
tan impuntual
tan inmortal
tan impresentable.”



"Torre de Babel" por Brueghel, el Viejo

No hay comentarios: