Dejar el tendal

















Pregunta:

Colgar la ropa en una soga
en la que se ha colgado ropa sucia.

Leí en el libro Fiqh al-Sunnah que cuando hay
una soga en la que se ha colgado ropa sucia
(ropa en la que hay algún tipo de impureza),
uno puede poner ropa limpia húmeda en ella
sin lavar la cuerda antes, porque la cuerda
ya se ha secado con el sol y el aire.
¿Cuál es la opinión correcta?

Respuesta:

Alabado sea Allah.

Esas cuerdas normalmente no absorben la impureza, ´
ni tampoco se coloca ropa sobre ella que
no haya sido lavada antes, por lo tanto
es ropa pura (taahir), y también la ropa
es escurrida después del lavado, por lo que se reduce
la humedad de la misma. Aún si hubiera algún tipo
de impureza, la misma se seca rápidamente,
y con el sol y el viento no quedan rastros de la misma.
Por ello no hay necesidad de evitar el uso de esa cuerda.
Allah es la fuente de toda fortaleza.

Extraído de Al-Lu’lu’ al-Makin min Fataawaa al-Sheij ‘ibn Yibrin, pág. 80
Fuente: www.islamaqa.com


La cólera que quiebra al bien en dudas,
a la duda, en tres arcos semejantes
y al arco, luego, en tumbas imprevistas

César Vallejo





I. la ropa de mañana

Es primavera.
La cuerda bien tensada.
Trapitos al sol.


La vieja ropa
retorcida por el cuello:
caen, caen las gotas.


Rastros de jabón
en esta ropa oscura:
fregar de nuevo.


Cantar y coser.
Atar el hilo de agua.
Soplar botellas.


Manchas de sangre
en la sábana usada:
o amor o crimen.


Un calzoncillo
está perdiendo color.
Mala calidad.


La toalla seca
recuerda el agua clara
de la desnudez.


Las medias cuelgan,
las vence la humedad.
Dos no son un par.


Un repasador
bien repasado de sol:
la boca seca.


El pulóver chorrea
agua negra en el jardín.
Mueren hormigas.


Gran agujero:
la polilla no deja
pecho al abrigo.


Qué buen charquito
bajo las ropas al sol:
el tiempo pasa.


Un hombre cuelga
la ropa que no sabrá
usar mañana.



II. Pirañas

El tendal lleno.
Cuánta ropa inocente
muerden los broches.


Boca sin dientes
del broche de madera:
y cómo duele.


Broches inútiles
comiendo de la cuerda.
Pirañas frías.


Un broche muere
partiéndose al medio:
desde la boca.


Un pez por la mitad:
resorte por corazón,
dos palitos viejos.


Un broche muerto
flota entre hojas secas.
Después se hunde.



III. El vendaval

La ropa blanca.
La denuncia de la luz.
La sombra negra.


Viene el viento.
Vuela un vestido rojo.
Baile fantasmal.


La cuerda apunta,
inútil, contra el cielo:
flechas vencidas.


Sobre la cuerda
camina el gusano,
el funámbulo.


Soplan dos vientos.
La tormenta o la sequía.
Uno es falso.


La fortaleza:
la fibra retorcida
de esta cuerda.


La debilidad:
la cuerda en los extremos
se deshilacha.


Los cabos sueltos
son imposibles de atar:
mejor quemarlos.


IV. Otra vez

Colgando ropa
debajo de un árbol.
Trabajo inútil.


Vuela un pájaro
al ras, como un cucharón:
otra vez sopa.


Sí: cómo brilla
la mierda de pájaro
en la camisa.


Secar la ropa:
el corazón húmedo
ya no quiere más.


Cuerda cansada
de tanta ropa vieja:
vamos al corte.


V. Dejar el tendal

¿No son cómicas
esas formas de hombre
colgando vacías?


La ropa sucia
se ha muerto de vieja.
Ya no hay qué lavar.


Una verdad cruel:
vestirse y desvestirse
gasta la ropa.


Trepar al poste,
despellejarse un poco,
lo necesario.


Desatar nudos:
la cuerda para jugar.
Desatar manos.


Viene el silencio.



Foto: Daniela Carvajal

2 comentarios:

Sergio Sarachu dijo...

Salud Bruno!! qué buena es la recorrida por el tendal a bordo de la poesía! gracias por pasar por mi blog y desde ahora sumo éste en mi lista de imperdibles!.
(Leyendote recordaba aquella primera vez que entró al lavarropas un DNI, alguna poesía a medio hacer, una carta, pocos billetes, etc. y a uno le daban ganas de colgarlos en el tendal para ver si se recuperaban!)
Un gran abrazo amigo!

Silvia Castro dijo...

Alguacil.Lluvia al fin!
Apurate que preciso el agua
que tengo la ropa sucia y quiero la ropa blanca

El blanco se ve de lejos y vive lejos de acá
y si la ropa está sucia no va a verme desde allá

Alguacil.Lluvia al fin!
Apurate que preciso el agua
que tengo la ropa sucia y quiero la ropa blanca

No quiero agua para el cuerpo pues le soy fiel, soy leal
y así mi cuerpo va limpio con ropa sucia nomás

Alguacil.Lluvia al fin!
Apurate que preciso el agua
que tengo la ropa sucia y quiero la ropa blanca

Y si te sobra algún ala sosteneme arriba el sol
que con el sol bien arriba el blanco se ve mejor
Si acaso nunca aparece ha de ser porque no ve
Llevame en tu lomo al agua con la que lava sus pies

Alguacil.Lluvia al fin!
Apurate que preciso el agua
que tengo la ropa sucia y quiero la ropa blanca

Gabo Ferro