El mar, la montaña























I

Una línea gris
se traduce en cielo
al final del mar.



El agua ríe
en el brillo de la ola.
Reímos juntos.



Alta marea.
Bajo el agua implacable
sueña la arena.



Fin del verano.
Algo entre el mar y el cielo
está temblando.



Una gaviota
vuela cerca del agua.
¿Vuela el reflejo?


II


El viento pasa
entre las hojas del coihue.
Soy la montaña.



Arroyo frío.
Como niños o peces
mis pies cansados.



Dulce sendero
entramado de verde
¿me sientes pasar?



El agua cae.
En el fondo brillan
oscuras piedras.




Sin miedo, cerca
del abismo del río,
crecen aljabas.



Hallé cerezas
en el bosque profundo.
Alguien pensó en mí.



Los peces vagan.
El agua los oculta
en transparencias.



Setenta metros.
Dos mil seiscientos años.
Calla el alerce.



El viento oscuro
pasa por la quebrada.
Flauta de piedra.



Inclinados en
verde reverencia:
cuatro cipreses.

No hay comentarios: