La transparencia




















7

nada en la transparencia

el cuerpo no goza del privilegio
de la mirada:
la opacidad es para el resto

para todo lo que nada y nada.



8

nada a contraluz

a medida que se aleja del hueso
la carne se hace permeable

cuando es atravesada en diagonal
la carne se nimba de azufre

pero el hueso
sostiene lo visible

porque nada.


13

nada en la belleza

la ambición de la medusa
es ser agua voraz

ondula
un escalón por debajo
de la transparencia

Lo que cautiva al ojo
no es lo transparente
sino la promesa del veneno
que sisea
en lo que no se deja ver.


De "Nada", ( Inédito, 2009)

5 comentarios:

Sergio Sarachu dijo...

Qué texto Bruno!! la transparencia también es un vicio del ojo, un imán que nos envenena de a sorbos...

Siempre es un placer pasar por tu poesía.
Un abrazo.

germán arens dijo...

Bruno:Ahì anduve vagando por tus blogs...que bueno que está "Country".Un abrazo.

Silvia Castro dijo...

hermoso lo que me escribiste!

imaginate: de un lado, La Más Callada

del otro, Los Sordos de Tanto Querer Escuchar

me encantó, eso se le ocurrió a Kafka, nada más

besoí

jqn vlnzl dijo...

saltando de blogs llegué a este tuyo y leo y quedo atrapado en la gelatinamedusa. Bellos poemas. dejo la invitacion a mis "números". un saludo. joaquin

Fidelia dijo...

Señor Bruno, leía Los Stromboli, donde puedo seguir con el relato? saludos desde Hermosillo, México.