Presentación de Country en el CCC
1 de Julio de 2009

Gracias a Marisa Negri puedo compartir estas imágenes. Ya iré subiendo más fotos e información. Debajo del video copio los textos leídos en esta ocasión.

Acá se pueden ver fotos de todos los autores



el señor Ñ., guardia novato, recorre el alambrado


desliza plic,
su garrote plic,
por la malla plic,
de alambre, plic, plic, plic

cuenta los postes de cemento
los imagina puestos
uno encima del otro:
¿llegarán hasta la luna?

Saca la nueve milímetros
la lustra contra el pantalón
la hace girar sobre el dedo índice
le apunta a un farol
pum hace con la boca
y se ríe
y le brilla el diente de oro
recién estrenado.

El señor Ñ está muy contento
con su trabajo nuevo
- allá en el Chaco no se podía más-
dice bajito mirando al norte
a través de los alambres.

No muy lejos
unas casitas de cartón y chapa
brillan bajo la luna
como los últimos dientes
de una boca enferma

que se ríe de qué.



el señor R., ladrón sensible, muere por amor al arte


nada le gusta más que el aire de una casa a oscuras
cortado en dos por la luz de la linterna

por ese fulgor se mueve, camina
como gato
como cisne siguiendo el caminito de la luna

el scruche viene fácil

la casa vacía
estuche de terciopelo azul
se abre en silencio
y le regala todas sus joyas

ya viene reculando, bolsa al hombro, cuando la ve

ella lo mira con ojos tristes
por encima de un hombro
que parece de arena impalpable

con los dedos de la linterna acaricia
el pelo corto y rojo
la espalda que se abre como un delta y fluye
en las nalgas y los muslos de hembra poderosa
y otra vez los ojos tristes
otra vez los ojos que llaman
y esa boca

quién será este modigliani
se pregunta, celoso

el ruido que hace la bolsa al deslizarse
tapa el clic de la Luger de colección
que dispara tres veces
manchando el cuadro de rojo

qué lástima, alcanza a pensar
mientras se derrumba

Ya sabía, antes de abrir el estuche,
si el brillo era puro o era shomería
ojo de joyero, palabra de scruche,
pero de mujeres ni diome sabía... (1)


(1) “Cumplido”. Letra y música de Enrique Cadícamo




el señor Z., escritor provinciano,
imagina una novela que, espera,
le traiga escándalo, fama y fortuna


esto va a estar rebuenísimo -se relame
mientras toma del pico un vino medio pelo-

algo que mezcle lo mejor y lo peor del cine noire
con la comedieta costumbrista

crudo y brutal realismo
con un touch surreal
y un poco de salsita naïve

una buena dosis de ruda prosa
con dos o tres pinceladas de poesía
- pour la galerie-

un par de lugares comunes
salpicados aquí y acullá
para entretener a la gilada
- a favor y en contra-

y sexo y sangre y violencia
y famosos con el agua hasta el cuello
y crítica social bien cool
- mirada brechtianamente distante-
cóctel posmoderno: no puede fallar

ah! y todo sucede en un country

Y se duerme feliz, pobrecito.

Sueña con una vida mejor:
casita en el prado
mujercita rubia y polentona
cachorros humanos y de los otros
triscando por el césped verde inglés

No sabe, almita de dios,
que con esa pinta de obreracho,
de plantígrado disidente,
de primate recién caído de la palmera
de pobretón esforzado, en fin,
jamás de los jamases lo aceptarían
en esos lugares
donde vive la gente como uno.

2 comentarios:

germán arens dijo...

Bruno...se me ocurre leyendo estos tres poemas que Country debe estar bárbaro,ya leì algo en uno de tus blogs y le habìa puesto el ojo, quisiera tenerlo.¿Còmo podemos hacer?...Un abrazo.

Chelo Candia dijo...

felicitaciones por Country, Bruno... espero toquetearlo pronto... seguro que lo presentaremos por aquí pronto, donde vive la gente como uno...